Gracias a la profundización del conocimiento

antroposófico del Hombre y la Naturaleza

Abnoba

Rudolf Steiner, fundador de la Antroposofía y de la medicina antroposófica, esta última fundada junto a la Dra. Ita Wegman, señalaron que la terapia con muérdago o viscum album era la indicada para la terapia del cáncer.

A continuación algunas ideas en relación al tratamiento con muérdago señaladas por el laboratorio Abnoba: "La terapia con preparados de Muérdago se emplea en las formas más diversas y para un amplio espectro de enfermedades tumorales. Como terapia tiene un carácter de apoyo (adyudante), mitigante (paliativo) y frecuentemente es usada como profiláctico y fortificador. La Oncología dedica la máxima atención a los aspectos de calidad de vida, prolongación del tiempo de vida y la profilaxis de las recaídas. Para estos objetivos se puede usar la terapia de Muérdago de una manera múltiple: La terapia de Muérdago apoya las defensas propias del cuerpo de tal manera que incrementa en la sangre granulocitos, linfocitos y las llamadas células Killer, entre otros. Dado el caso, se pueden combatir las células degeneradas que aún se encuentran en el cuerpo y se puede disminuir el riesgo de una metástasis. La terapia de Muérdago puede mejorar, por ende, al sistema inmunológico - debilitado por la cirugía, anestesia, radioterapia y quimioterapia - en sus funciones contra el cáncer. Un sistema inmunológico sano, es decir, de reacciones múltiples, hace poco probable las recaídas. Por lo tanto, la terapia de Muérdago es también una medida preventiva en el sentido de una profilaxis de las recaídas. Gracias a sus efectos estimulantes sobre la liberación de endomorfinas, la terapia de Muérdago puede disminuir o hacer soportables los dolores que se presentan en los estadios tumorales avanzados. Las endomorfinas son morfinas naturales producidas por el cuerpo mismo y tienen un efecto analgésico. Puede eliminar o disminuir la inapetencia y alteración del sueño que se presentan con frecuencia con el cáncer. No se deben subestimar una alimentación y un sueño sanos como condición previa para una curación a largo plazo. Con la terapia del Muérdago se observa una menor predisposición a las enfermedades infecciosas. Diversos estudios han comprobado que las aplicaciones de Muérdago tienen una influencia protectora sobre la herencia genética (ADN) de las células humanas. Esto explica la mejor tolerancia a la quimio y radioterapia durante la terapia de Muérdago. Además de los efectos mencionados anteriormente, que se basan principalmente en la inmunomodulación, está comprobado el efecto citotóxico del Viscum album sobre las células tumorales. Las Lectinas y Viscotoxinas, contenidas en el Muérdago, tienen en especial efectos citotóxicos, es decir, efectos destructivos en las células." (Laboratorios Abnoba)